miércoles, 12 de octubre de 2011

MUERE FRANCESCO COMINELLI


La verdad es que no sé si me enamoré de sus estilismos antes que de él, o fue al revés. Pero mi pasión por Francesco Cominelli, editor de moda de Vogue Hommes International comenzó hace varios años. 


Con esa estética tan poco espontánea y a la vez desenfadada, de la que sólo algunos pocos afortunados pueden presumir, su impecable estilo se adaptaba a cada situación, llevando éste refrán a una nueva dimensión. 


Protagonista de innumerables fotos como icono del streetstyle, no sólo era capaz de reflejarlo en su cuerpo cultivado a golpe de etiquetas (de moda). Además, lo hacía también con sorprendente maestría en cada una de las producciones que realizaba como editor de moda.


Atractivo, bueno en su trabajo, imitado y perseguido en cada uno de los acontecimientos del mundo de la moda... Su vida contenía todos los ingredientes perfectos para una muerte temprana. 


Y así ha sido. Una muerte rodeada de misterio, con toda una vida por delante (que diría mi abuela), una carrera profesional de éxito, un estilo impecable y con el romanticismo dramático de París como telón de fondo.


¡Hasta siempre Mr. Cominelli!

2 comentarios:

ANDYTOP dijo...

Nooooooooo¡¡¡¡¡
Me encantaba este hombre¡¡¡
A él le debo que las carteras de mano para hombre estén en la calle.
Como ha sido?

Anónimo dijo...

me encanto tu nota, aun no lo creo me considero un seguidor mas de su forma de vestir y de el